Crónica Jornada 41ª: Arcos C.F. 0 – 2 Coria C.F.

Espectacular victoria del Coria C.F. en Arcos en un encuentro a vida o muerte, donde se dirimía la permanencia o el descenso de categoría. Los goles de Kike y Melo ratificaron el gran partido de los hombres de Mariano Suárez, que lograron el objetivo de sumar los tres puntos de la permanencia. Tres autobuses de aficionados se desplazaron hasta Arcos para apoyar el equipo en este decisivo encuentro.

Sabedores de la importancia del choque, todo el equipo partió a Arcos con la firmeza de lograr el triunfo. La concentración máxima y el pelear cada balón como si fuera el último fueron los pilares del conjunto ribereño en el Estadio Antonio Barbadillo. De esta forma, pronto fue el Coria C.F. quien pasó a controlar el partido y lograr las primeras ocasiones. Kike, en un genial desmarque, se plantó solo delante del portero rival pero su disparo se estrelló con el lateral de la red. Era el preludio al primer tanto ribereño. Un espectacular disparo de Juanma desde 20 metros era repelido por el guardameta, pero Kike, muy atento, cazó el rechace y puso el 0 – 1 en el minuto 18. Lejos de relajarse, el Coria C.F. no bajó el nivel tras haber obtenido el gol y siguió con el mismo trabajo, buscando ampliar su ventaja. Algo que bien pudo ocurrir antes del final de la primera parte gracias a las ocasiones clarísimas de Kike y Juanma.

El segundo acto no cambió un ápice la disposición del equipo amarillo sobre el terreno de juego. Trabajo, seriedad y equilibrio impedían que el Arcos C.F. pusiera en peligro la puerta de Isco. De hecho, el conjunto arcense apenas dispuso de alguna ocasión reseñable. El segundo tanto en el minuto 70 gracias a un gol olímpico de Melo iba a ampliar la ventaja, que a la postre sería definitiva. Desde el córner el centrocampista ribereño colocó el esférico justo en la escuadra de la portería tras realizar el balón una parábola perfecta. Un auténtico golazo que hizo estallar a la afición coriana que veía cómo su equipo aseguraba la permanencia.

El pitido final refrendaba los tres puntos fundamentales para evitar el descenso. Una justa recompensa al esfuerzo y al trabajo realizado durante toda la temporada, que tuvo como colofón el soberbio partido en Arcos.

ARCOS C.F.: Ale, Nano, Chato, Michele, Urri, Antonio, Jesús (Heredia, 63´), Maqui (Donato, 80´), Canty, Caba, Jacobo (Forján, 63´).

CORIA C.F.: Isco, Juanma, Juan José, Luis Sánchez, Lebrón, Carlos Ávila, Curro (Israel, 90´), Isco Ortega, Kike, Melo y Dani Casado.

Colegiado: Gallegos Jiménez (Málga). Amonestó a Melo y Carlos Ávila por parte visitante y a los locales Michele, Forján y Antonio.

Estadio Antonio Barbadillo. Unas 500 personas, de las cuales 250 eran aficionados corianos que no pararon de animar y apoyar a su equipo.