Llamamiento de los capitanes a la afición

Ante la situación que atraviesa el equipo, los capitanes del Coria Club de Fútbol, como portavoces de la plantilla, dan un paso al frente. Asumen su responsabilidad por el bache que atraviesa el equipo y hacen un llamamiento a la afición para que, entre todos, saquemos esto adelante.

“Ahora más que nunca necesitamos el apoyo de todos los corianos para revertir esta situación de la que todos somos responsables”, dice Israel, capitán del Coria C.F. “Tenemos por delante diez finales y la plantilla irá a muerte en estos partidos. Pero necesitamos también el aliento de la grada. Con el apoyo de la afición, y la unión de todos, lo conseguiremos”, afirma Israel, que no duda que el Guadalquivir debe presentar un lleno para contar con ese jugador número 12 que representa la afición en estos partidos vitales.  

Isco, segundo capitán del Coria C.F., confirma el mismo sentir del vestuario: “el equipo va a pelear por estos diez partidos que quedan como si fueran finales. Estamos más unidos que nunca y estamos capacitados para dejar atrás los puestos de descenso. Necesitamos el respaldo de la afición para conseguirlo. Los partidos los tenemos que jugar todos, equipo y afición”,  asevera el guardameta y segundo capitán coriano, que no se perdonaría bajar de categoría con el equipo de su vida.

“El equipo está conjurado para sacar esto adelante. Nosotros creemos y confiamos que vamos a salir de esta situación. Por eso pedimos que todo aquel que tenga este sentimiento que nos une en torno al Coria C.F. nos apoye y confíe en nosotros. La unión entre afición y equipo debe ser fundamental en estos momentos difíciles”, comenta Juan José, tercer capitán de la plantilla ribereña.

Es, por tanto, la hora de la afición. Es la hora de defender este sentimiento que late desde 1.923. Todos juntos lo conseguiremos. Ahora más que nunca: CORIA CLUB DE FÚTBOL.

Recordamos que para el próximo partido ante el Arcos C.F. los socios pueden adquirir entradas a tan solo 3 euros para invitar a sus amigos o familiares y todos estemos defendiendo a nuestro equipo. Los jugadores sobre el césped, la afición en las gradas. Todos unidos en un mismo fin: luchar por los tres puntos en juego. 

¡¡Llenemos el Guadalquivir!!