HISTORIA

El Coria C.F. es un club que se funda en marzo del año 1923, y que a lo largo de sus 92 años de historia nunca ha dejado de participar en ningún campeonato de liga y, a diferencia de otros clubes, nunca ha cambiado su nombre a lo largo de tan dilatada historia. Disputó su primer partido el 25 de marzo del mismo año con victoria ante el Fabié de Sevilla. Con el paso del tiempo, el equipo se convertiría en el principal club de la localidad de Coria del Río. En 1925 el equipo se federa, debutando en divisiones regionales, y tuvo una directiva unificada con Florencio Peña Luna como primer Presidente del club. Pronto, el club comenzaría a vencer torneos menores y a jugar ediciones de la Copa de Andalucía. En el año 1931 se proclamó campeón de la Liga Regional Andaluza.

phoca_thumb_l_temporada_liga_ascenso_segunda_division
Con la Guerra Civil española el equipo sufre un parón, volviendo a funcionar en 1940. En sus primeros años se consolida como un equipo de canteranos y futuros jugadores de categorías superiores del fútbol andaluz, y muchos de los jugadores del equipo pasarían a formar parte de equipos superiores como el Sevilla FC y el Real Betis Balompie, con ejemplos como Rogelio o Manolo Cardo. En 1943 el equipo logra una hazaña al ascender, por primera vez en su historia, a la Tercera División Española, permaneciendo hasta 1948, y obtuvo un mayor apoyo de las instituciones políticas locales. Volverían a la categoría de 1955 a 1968, oscilando en las posiciones altas de la tabla. En el año 1957 el Coria C.F. disputó por primera vez la liguilla de ascenso a Segunda División. Fue frente al C.D. Calvo Sotelo de Puertollano.

En 1980 el club regresa a Tercera División y se mantendría de forma definitiva durante 20 años con varias posiciones irregulares. Destaca, sin embargo, en esa década el año 1986: el Coria C.F. jugó su segunda liguilla de ascenso a Segunda División B frente a la S.D. Eibar. Finalmente, en la temporada 1998-99, el club lograría ascender, por primera vez en su historia, a Segunda División B al terminar tercero en la liga regular y vencer en el grupo por el ascenso al Tomelloso, Mérida Promesas y Polideportivo Ejido.

En Segunda B el club permaneció durante 3 temporadas llegando incluso a alcanzar la sexta posición en 2001, pero terminaron descendiendo en 2002. El club no supo reponerse y bajó incluso a Preferente en 2006, pero regresó a Tercera División en 2008, en un encuentro no exento de polémica ante el Chiclana C.F. con el objetivo de consolidarse otra vez en la categoría. En la temporada 2011-12, el Coria C.F. volvió a jugar por cuarta vez en su historia una liguilla de ascenso. Eliminó en la primera ronda al Real Avilés, en la segunda ronda eliminó al R.Valladolid B, y en el último partido, cayó  frente al F.C.Fuenlabrada. A la temporada siguiente, 2012-13, el equipo ribereño jugó su quinta y última liguilla de ascenso hasta la fecha. Eliminó en la primera ronda al C.D.Calahorra, pero cayó eliminado en el segundo partido frente a la U.D.Poblense.

Durante los 92 años de existencia de nuestra entidad ha militado durante 71 temporadas en Categoría Nacional y el resto en categorías inferiores, habiendo participado en reiteradas ocasiones en la Copa de España, en la actual Copa de S.M. El Rey y en la Copa de la Real Federación Española de Fútbol. También se proclamó campeón en el año 2004 del II Trofeo Diputación Provincial de Sevilla. Actualmente, el Coria C.F. compite en Tercera División Grupo X


Historia_temporada1923

….Coria y el Coria CF son nombres unidos indisolublemente a la historia del fútbol español y andaluz. El viejo estadio Guadalquivir, vetusto pero con sabor a fútbol por todos sus rincones, ha visto pasear por su césped a grandes jugadores salidos de la extraordinaria factoría coriana.

Hace muchos años hubo en la localidad bañada por el río Grande Wad el Qebir, una fábrica donde se producía caviar de la mejor calidad y no se puede evitar el paralelismo, pues parece que la bonanza de la tierra bañada por el viejo Betis, ha dotado a la localidad de una cualidad especial para crear tan buenos futbolistas, como el caviar que se producía en aquella vieja fábrica.

Y es que para cualquiera que conozca Coria, no le ha de sorprender que desde que se entra allí se respira fútbol por todos los rincones, es uno de los pocos pueblos de Andalucía y yo casi diría de España, donde los chavales van por la calle con la camiseta del equipo de la localidad, muestra de un amor que durante años han compartido los corianos por su equipo junto con los otros dos grandes símbolos Sevilla y Betis.

Decimos que el fútbol se vive en Coria de una manera especial y de ese ambiente tan futbolero no podían haber salido más y mejores futbolistas, pues los nombres de gente como Rogelio Sosa, Paco Bizcocho, Manolo Ruiz Sosa, Manolo Cardo, Herrera y compañía están unidos a otros como Noria, Antonio Fernando, Juan José, Juanito Pérez, Francisco Lama, Benítez, Quinichi, Lledó, Asián, Jesús Sánchez Japón, Manolo Asián, Fernando Japón, Currito y muchos otros que todavía siguen saliendo de las filas corianas para engrosar equipos, se puede decir que de toda España, pues cada año salen jugadores de los escalafones inferiores amarillos para engrosar las canteras, no solo de los dos primeros equipos de la capital, sino también otros grandes de España como el Real Madrid o Barcelona.

phoca_thumb_l_temporada_1995-96

Se puede decir que el Guadalquivir coriano no para de producir jugadores cada año, muestra de la tremenda vitalidad de una cantera tocada por los dioses y de donde salen jugadores hasta de debajo de las piedras. Muestra de ello es el torneo Hipólito Lobato, donde van ojeadores de los mejores clubs para encontrar alguna futura estrella en ciernes.

Como buena factoría, Coria no solo produce grandes obreros del fútbol sino también buenos técnicos, de Coria salió un entrenador que llevara al Sevilla FC a jugar en Europa con un equipo plagado de canteranos como Manolo Cardo. De Coria han salido muchos entrenadores que pueblan el fútbol modesto de este rincón de Andalucía como José Antonio Asián, Juanito Pérez, Antonio Noria o Fernando Japón …
El caso del Coria es único posiblemente en España, un equipo de una localidad no demasiado grande que durante años se ha mantenido en Tercera División, basando su planificación en la cantera y en un incesante “chorreo” de jugadores a los que no da miedo dar la alternativa.  Y es que diríase que el Coria no parece equipo andaluz, sino que bien podría estar encuadrado en cualquiera de las provincias vascas, y no pasaría desapercibido por su amor al trabajo a largo plazo y su confianza en los chavales de la cantera.

Un equipo de un pueblo pequeño, al amparo de dos gigantes como Betis y Sevilla y que sobrevive con la misma ilusión pese al pay per view y la globalización futbolística. Un equipo pequeño, pero del que es habitual ver algún internacional de categorías inferiores cada año. Un equipo pequeño, pero con más equipos de cantera que muchos de Primera, porque las sucesivas directivas que tuvo, invirtieron en tener una estructura canterana como la del mejor equipo. Sabedores que el fútbol modesto tiene que vivir de eso y que el Coria está hecho para surtir los dos primeros equipos de la capital, del mejor caviar que puede dar el Guadalquivir.

El fútbol le debe mucho a ese templo que no será un estadio moderno ni espectacular, pero durante años ha producido cantidad y calidad con la consigna del gusto por el buen fútbol y de raza y el amor por las cosas bien hechas…phoca_thumb_l_Temporada_2013-14